dijous 15 novembre, 2018

Web oficial del Moviment Independent de Lloret

Lloret de Mar, incompetencia en la gestión de la seguridad.

Photo Credit To MILLOR

Cada año por estas fechas saltan las alarmas de la indignación ciudadana por los actos incívicos vividos durante el verano que degradan la convivencia.

No se puede esconder debajo de la alfombra lo que ya es una evidencia, Lloret de Mar es la meca del turismo basura y decano en como se puede destrozar una marca.

Uno de los aspectos que mas indignan a los ciudadanos es la prostitución descarada en la vía publica, prestemos atención en la nota de prensa del equipo de gobierno con la noticia vendida a bombo y platillo “LLORET DE MAR REDUCE A LA MITAD LA PROSTITUCIÓN EN LA ZONA DE OCIO NOCTURNO” añadiendo que se han efectuado 428 denuncias por conductas incívicas, sancionables con 750€ ( 150€ si se pagan al momento)( LA VANGUARDIA 27/08/2018).

Según el equipo de gobierno, las denuncias han caído un 55% pasando de 513 denuncias a 232 durante este ejercicio, el clásico manual de manipular las estadísticas para que salga lo que uno quiere.

En primer lugar hay que constatar, que la noticia es una ofensa a los agentes de la Policía local porque viene a decir que lo que no ha logrado la policía en 10 años si lo han logrado 4 agentes cívicos con chalecos fluorescentes, un pito, una linterna y en el periodo increíble de 2 meses. En segunda lugar, que si se ha denunciado menos no es porque no se ejerza la prostitución sino porque hay menos efectivos para denunciarla.

La ciudadanía tiene que saber que los famosos 4 agentes cívicos han sido pagados por el Gremio d’Hostaleria, la Associació d’Empresaris y Amics de Just Marlès, la Asociación de Comerciantes i la Associació de Sales de Festa i Discoteques de Girona a petición del ayuntamiento y dando como contraprestación que los locales del ocio nocturno pudieran sacar sillas y mesas en la vía pública de la riera, esto porqué según nuestro consistorio no hay dinero, pero la realidad es que no hay dinero para la policía local pero para una campaña ridícula de camisetas y rayas en el paseo marítimo por valor de 60 mil euros si que había, cinismo en toda regla.

El MILLOR proponía en el programa electoral la contratación de 30 auxiliares de seguridad para evitar las actividades ilegales en la vía publica durante toda la noche, la propuesta es clara i concisa, pues bien ni eso han sabido copiar correctamente, han hecho una chapuza.

Porque el equipo de gobierno no hace publico que la delincuencia de carteristas en la calles comerciales  ha aumentado? o que por primera vez en la historia de Lloret de Mar se han detectado NARCOPISOS?, o dicho de otra forma que las infracciones de delito penal han aumentado en los 2 primeros trimestres un 18% con respecto al año 2017?, dato el cual ya aumento un 11% con respecto al año 2016 (fuente Ministerio del INTERIOR).

Utilizando un símil medico, cuando una persona tiene una patología, sea alcoholismo, ludopatía o drogadicción, el primer paso para curarse es reconocer la adicción y solo a partir de este reconocimiento se puede uno empezar a curar, pues bien el equipo de gobierno no reconoce ningún problema y dice que todo funciona perfectamente.

Lloret de Mar tiene una serie de problemas reales que preocupan a la ciudadanía; ruido que impide el descanso nocturno, prostitución, carteristas, incivismo general y una evidente falta de agentes de policías.

Con 42 urbanizaciones la ciudadanía tiene que saber que si se llama a una patrulla por una incidencia y ésta se encuentra realizando un servicio en una urbanización, la patrulla no podrá acudir a esta llamada no por un problema técnico sino por una mala gestión política. Existe la formula para incorporar agentes intermedios y de patrulla en la plantilla de la Policía Local durante los meses de mayor actividad turística pero no se hace porque no hay la voluntad política para destinar los suficientes recursos económicos.

El MILLOR considera la seguridad como una máxima prioridad de nuestro destino turístico, aparte de todos los encantos que pueda tener Lloret, sino se tiene seguridad todo lo demás no tiene sentido.

La mala gestión del ayuntamiento esta obligando a la policía a hacer un sobre esfuerzo físico y anímico inhumano, realizando actuaciones que en teoría debería de realizar los Mossos de Esquadra, se están asumiendo funciones que no son de su competencia ante la falta de efectivos de los Mossos y esto supone un esfuerzo adicional de medios y personal que puede derivar en situaciones de peligro o falta de cobertura de servicios para garantizar la seguridad en el municipio.

La Federación Española de Municipios y Provincias recomienda a todos los ayuntamientos de España que cuenten con 18 policías por cada 10.000 habitantes, en Lloret con 100 mil turistas saldría la cifra de 180 policías, si tenemos presente que la plantilla de Lloret son 100 agentes de los cuales, entre bajas y vacaciones, siempre tenemos un déficit, el dato justifica perfectamente lo que decimos.

El día 11 de septiembre rozamos lo absurdo habiendo solo 4 agentes de los cuales se destinó 2 agentes desde la 12h hasta 18h para que vigilasen la plaza de la Vila para la ofrenda floral, ese día fue un festival de carteristas en los comercios del municipio.

La palabra exacta es incompetencia en la gestión de la Policía Local.

Post source : MILLOR

Related posts